Identidad de género: Senado aprueba ley pese a amplio rechazo oficialista

Solo cuatro senadores de Chile Vamos aprobaron propuesta del gobierno, que incluye a adolescentes y adultos. El Evópoli Felipe Kast, en tanto, acusó a sus socios de bloque de faltarles el respeto a las personas transgénero.


Tras más de cinco años de tramitación el proyecto de ley que reconoce y da protección a la identidad de género sorteó hoy uno de sus trámites más cruciales en el Congreso. Por 26 votos a favor y 14 en contra la Sala del Senado aprobó la iniciativa que fue impulsada por el Ejecutivo y rechazó la propuesta de la oposición que incluía a los niños y niñas transgénero en la normativa.

El proyecto enfrentaba un incierto escenario en vista de que desde el principio la mayoría de los parlamentarios oficialistas se resistieron a la propuesta que había impulsado en la comisión mixta el ministro de Justicia, Hernán Larraín, la que contempla un procedimiento de cambio de sexo registral para adolescentes de entre 14 a 18 años y adultos.

Por lo mismo, en las horas previas a la votación desde la Segpres y la Segegob activaron gestiones entre los parlamentarios de Chile Vamos para evitar que se produjera un revés para el gobierno.

“Creemos que esta es una solución justa, que resuelve un problema con criterios realistas, siempre pensando en lo mejor para los niños (…) sería muy lamentable que en Chile no pudiéramos reconocer esta realidad más allá de convicciones religiosas o ideológicas”, dijo Larraín ante los senadores.

Pese a las palabras del titular de Justicia, el debate entre los parlamentarios estuvo marcado por la postura contraria que manifestaron tanto desde la bancada de la UDI como algunos senadores de Renovación Nacional a la redacción que, con algunas modificaciones, había impulsado su propio gobierno. De hecho, solo cuatro senadores oficialistas votaron a favor de la iniciativa: los RN Andrés Allamand y Rafael Prohens, y los Evópoli Felipe Kast y Carmen Gloria Aravena.

En general, la UDI argumentó que el elemento central por el que rechazarían en bloque la propuesta del Ejecutivo era, precisamente, la inclusión de los adolescentes en la normativa. La presidenta de la colectividad, Jacqueline van Rysselberghe reiteró que los jóvenes no estaban en condiciones de tomar esa determinación, puesto que -a su juicio- su identidad trans podría revertirse con el tiempo.

Asimismo, el UDI Iván Moreira aseguró que este proyecto es “aberrante” en vista de que, según dijo, “atenta contra las familias de Chile”. Su par, José Durana, en tanto, hizo reserva de constitucionalidad respecto del proyecto del Ejecutivo, al igual que Luz Ebensperguer (UDI). Y, tras la votación, el senador gremialista Juan Antonio Coloma aseguró que “estudiarán la posibilidad de recurrir al TC”.

El ministro Larraín, en tanto, descartó que la iniciativa contravenga principios constitucionales.

Desde RN, en tanto, el senador José García, aseguró que esta iniciativa es un proyecto que le “hace mucho daño a las familias de Chile”.

Así, el debate dividió a los parlamentarios del bloque. Felipe Kast acusó a sus pares oficialistas de faltarles el respeto a las personas presentes en las galerías del hemiciclo. “No hay nada de aberrante tener una condición trans”, dijo, agregando que votaría a favor de la norma.

Por el contrario, desde la oposición valoraron que el Ejecutivo decidiera involucrarse en la tramitación y cuestionaron el sesgo “ideológico” de la derecha en la materia. “Dejar a los niños fuera de esta ley supone abandonarlos”, dijo el senador RD, Juan Ignacio Latorre, mientras que el senador Guido Girardi (PPD) acusó a Chile Vamos de tener un “doble estándar” y actuar con “hipocresía”. Por su parte, el senador Felipe Harboe calificó de “intolerantes” a los parlamentarios oficialistas y aseguró que fueron ellos mismos los que en el pasado defendieron rebajar la edad de imputabilidad de los menores.

Lo que más lamentaron desde ese sector fue no haber logrado los 25 votos que requerían para aprobar incluir a niños menores de 14 años en la legislación, propuesta que obtuvo solo 22 votos. “No vamos a descansar”, dijo tras la sesión la senadora Ximena Rincón (DC), quien fue autora de la primera moción que dio vida a la iniciativa.

Desde el Ejecutivo en cambio celebraron la exclusión de los niños y niñas de la normativa. El proyecto será visto esta semana por la Cámara, su último trámite para convertirse en ley.

Autor entrada: diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *