La noche del todo o nada

Colo Colo enfrenta a Bolívar, con la obligación de ganar para seguir en carrera en la Copa Libertadores.


El discurso de Héctor Tapia es uno solo: “Vamos a ganar”. El técnico de Colo Colo está convencido de que su equipo hoy derrotará a Bolívar y seguirá con posibilidades de avanzar en la Copa Libertadores. Cualquier otro resultado significará el primer fracaso del nuevo cuerpo técnico, aunque con mucha responsabilidad del anterior.

“Mi mensaje va por la credibilidad de lo que ellos mismos me demuestran. En base de eso, no tengo dudas de que mañana vamos a ganar. No está en nuestra cabeza la mochila de los 11 años sin pasar de ronda. Más que mochilas, pasa por el aprendizaje. A mí me tocó llegar a un partido tremendamente decisivo con ocho titulares menos y ahora tengo a casi todos disponibles. Las derrotas dejan aprendizajes”, expresó ayer el DT albo.

Ayer, eso sí, debió enfrentar un inesperado contratiempo. César Pinares, quien asomaba como titular ante los altiplánicos, sufrió un golpe en un gemelo, lo que le produjo un desgarro. Esta situación dejó bastante inquieto al estratega, quien optaría por Octavo Rivero, a pesar de que Tito tiene preferencia por utilizar el sistema con un atacante.

Durante la conferencia de prensa de ayer, Tapia explicó sus predilecciones tácticas. “A mí me gusta jugar con punteros”, expresó. Y justamente ejemplificó con el uruguayo: “A Rivero no lo puedo poner en punta, porque no lo he trabajado en esa posición. No tengo a los especialistas en ese puesto y los que hay han jugado muy poco”.

En esa línea, tampoco descartó reforzar al equipo con un jugador en esa zona ante la falta de continuidad de algunos de sus dirigidos. “Sí, puede ser”, expresó.

Además, se puso en el escenario que enfrentará hoy. “Creo que va a ser un partido donde ellos, por su condición en la tabla, van a contener y tratar de salir jugando. Yo a Bolívar lo tengo como un equipo ordenado, que nos va a dar pocos espacios, veloz. Y con Riquelme como cabeza de ataque. Pero pasa mucho por lo que nosotros hagamos y ese rendimiento grupal e individual es el que me da la sensación de que vamos a ganar”.

Por otra parte, el adiestrador cree que una victoria esta noche, por lo menos le asegura participación internacional. “Si ganamos, el tema de la Copa Sudamericana ya está”, expuso, en alusión a que una victoria le asegura por lo menos acceder a ese torneo, por ser tercero del grupo.

En el historial, el Cacique está invicto como local frente a equipos bolivianos. Registra un empate 0-0 ante Oriente Petrolero, en la Libertadores de 1989, y tres triunfos: 2-0 ante Bolívar, en la edición de 2004, 3-1 sobre Real Potosí, en la Sudamericana 2007, y 3-1 sobre Universitario de Sucre, en la de 2010.

Con ese antecedente, Tapia se aferra a la respuesta de sus pupilos para seguir en carrera y llegar con opciones a la última fecha en Medellín.

Autor entrada: diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *